El vato de la morra descubrió su putería, vino a cagarme el palo pero le di tremenda verguiza y además me quedé con la putona de su vieja.

Lo que las viejas buscan es un macho alfa pelo en el pecho y lomo plateado que las domine y les haga saber quien manda. Pero esas nuevas corrientes feministas y esas mamadas están haciendo que los vatos se vuelvan maricones y ya ni siquiera son capaces de defender su territorio. Mientras cheleaba con la banda en la esquina del Modelorama, veía pasar a esta vieja sabrosona de la mano con su novio, y con todo que él la acompañaba la zorra me sonreía y me aventaba el calzón. Cuando la agarré solita la metí a mi cuarto y ahí la hice correrse como perra sobre mi cama, su vato no tardó en enterarse y vino tirando pleito, pero le bajó de huevos con la verguiza que le metí.


MÁS VIDEOS PORNOGRAFICOS DE LOS CHIDOS