Esta doña disfruta cuando se monta sobre la verga de su amante, que no la tendrá muy grande, pero la mueve rico

Cuando uno se acomoda con el tamaño de una verga pues ya está… Se acostumbra la panocha y se siente bien siempre. Por eso cuando me tocó coger con un wey que la tenía más chiquita sentí medio raro, pero con el tiempo me di cuenta de que el tamaño no importa, si no lo bien que se mueva. Por eso ahora lo ando buscando siempre. Todo el tiempo quiero sentirlo dentro de mí… Me gusta montarme sobre él y que me la deje ir completa, le echa ganas el wey y por eso me encanta cada vez que me la mete con fuerza hasta que me hace venir varias veces… En serio que nunca la había sentido tan rico como con mi nuevo amante.

The comments are closed.

MÁS VIDEOS PORNOGRAFICOS DE LOS CHIDOS