Esta rica madurita vendedora de Andrea estaba tan urgida de lana que aceptó meterse en mi cama a cambio de que comprara algo de su catálogo.

Neta que uno no quiere portarse mal pero el diablo se aparece vestido de mujer y te hace caer en tentación. Mientras mi esposa estaba en Puebla visitando a mi suegra en el asilo, comenzó a pasar esta vendedora de Andrea todas las tardes por la casa preguntando por mi vieja. Al tercer día ya no me creía que mi esposa no estuviera en casa y llorando me pidió que le dijera que saliera, que le urgía vender porque se había endeudado para comprar el catálogo. Por alguna razón me excitó un chingo verla tan llorona y vulnerable y le dije que pasara, que mi vieja no estaba pero podía tomarle fotos al catálogo para ver si le compraba algo. Ella se sonrió bien feliz y entró, una vez en mi sala la agarré de la cintura y le solté que quería hacerle un regalito a mi mujer comprándole sus zapatos, pero que tendría que convencerme con ese rico cuerpecito que se carga.

The comments are closed.

MÁS VIDEOS PORNOGRAFICOS DE LOS CHIDOS