Me gusta chuparle el pito en las mañanas a mi esposo porque es cuando más duro y grande se le pone y me coge bien rico.

No hay mañana en la que no despierte a mi queridito esposo con una rica mamada. Lo que pasa es que me excita mucho sentir su pito duro cuando despierto. Él ya sabe que se debe dormir sin calzones para que cuando amanezca yo le pueda mamar la verga sin tener que despertarlo para quitarle el bóxer. La tiene tan grande que muy apenas me cabe en la boca, pero aun así yo trato de metérmela toda para que el sienta más rico y se despierte. Una vez que se desierta me tira en la cama, me abre de piernas y me la entierra bien delicioso y hasta me hace gritar como toda una puta. Me receto de tres a cuatro orgasmos diarios.

The comments are closed.

MÁS VIDEOS PORNOGRAFICOS DE LOS CHIDOS