Me moría por hacer un trío, pero mi viejo sólo dejó que el pito chico de su compadre me la metiera. Ahora yo quiero conseguirme a mi propio macho pitudo.

Bien dicen por ahí que más vale pedir perdón que pedir permiso, y ahora pienso aplicársela a mi esposa. Cuando le confesé que quería meterle un poco más de fuego a nuestra vida sexual e incluir a otro hombre en nuestra cama, primero se sacó de onda, pero a los dos días llegó medio tomado con el compadre y me pidió a gritos que me pusiera algo sexy porque el vato estaba caliente y quería comerse mi panocha. Me sorprendí un chingo pero me excité, la decepción vino después cuando vi que la longaniza que me habían prometido era más bien un choricito delgado que apenas y sentía como picaba mi panocha. Por eso, ahora busco un machote de verdad que me folle duro y sabroso en un trío con mi esposa.

The comments are closed.

MÁS VIDEOS PORNOGRAFICOS DE LOS CHIDOS