Mi esposo tiene una pinche vergota que hasta me sangra cada vez que me la mete. Y eso que ya no soy virgen desde hace años.

A veces no soporto a este pendejo que tengo como marido. Muchas veces le he puesto el cuerno, pero nunca he podido dejarlo y ahora comprendo el porqué. Resulta que los otros pendejos con los que he andado han salido con cada miseria y ninguno le ha podido llegar a la verga monstruosa que tiene mi viejo. Miren nada mas como le crece cuando se excita, poco a poco se le empiezan a notar las venas y se le pone bien tieso y firme. Tan duro lo tiene que cada vez que me la mete le tengo que pedir que sea despacito porque me lastima. La verdad es que, aunque me duela, me gusta que me meta tremenda vergota.

The comments are closed.

MÁS VIDEOS PORNOGRAFICOS DE LOS CHIDOS