Un poco de salivita con mi lengua para lubricar y luego saca el culito, lista para que me la coja de perrito.

Sin duda alguna la puta de esposa ya se acostumbró a que la ponga en cuatro patas sobre la cama y me la coja de perrito. A penas llegué del trabajo y ya estaba insistiendo en llevarme a la cama aunque ni siquiera había comido. Al ver que estaba muy deseosa ignore el hambre que traía y subí a la habitación para jugar con ella. La desnude lo suficiente y rápidamente se puso de perrito para que yo pudiera meter mi lengua entre sus piernas lubricándola con mi saliva y dándole los primeros momentos de placer. Posteriormente sacó el culo y pude meterle mi verga hasta que la deje totalmente satisfecha y así pude bajar a comer.

The comments are closed.

MÁS VIDEOS PORNOGRAFICOS DE LOS CHIDOS