Chava de limpieza recibe una buena cogida en la oficina

Descripción

Tengo fuertes motivaciones para llegar temprano a la oficina todos los días. Salgo de mi casa mucho antes de que empiece a amanecer y mi mujer cree que voy directo al gimnasio, sin imaginarse que en realidad me encamino directo a la oficina para encontrarme con la nueva muchacha de la limpieza que “en teoría” tiene que entrar dos horas antes de la hora de entrada del resto del personal para que, cuando iniciemos labores, las instalaciones se vean impecables…como dije, en teoría. Antes de que cualquiera de los dos haga nada, nos ponemos a darle a la gozadera y disfruto de su panochita rica, estrecha y joven para iniciar actividades bien deslechado y con una sonrisa enorme en la cara.