Esta morrita puede ganar más lana con su culo que con el plumero

Descripción

Hace un par de años mi esposa me pidió que le contratara a una persona que le ayudara con la limpieza de la casa, por lo cual aunque no quería hacerlo termine cediendo y le dije que buscara quien le ayudara. Cuando la vi por primera vez solo me gusto su culo pero no le di mayor importancia. Ella se quedaba limpiando mientras mi mujer se largaba a casa de su madre. Hace unos días me dijo que necesitaba dinero y quería ver si le prestaba, termine aprovechando la situación para poder cogérmela mientras mi esposa no estaba en casa. La putita se puso en cuatro patas y cuando me mostró su culo ya no me pude resistir a darle tan duro como pudiera.