Haciendo gozar a mi vecina, mi amante desde hace unas semanas y ya se deja que se la meta por el culo sin respingar

Descripción

Tengo una hermosura de vecina a quien todos en la cuadra y quizás hasta en la colonia, se la quieren coger a como de lugar. Esas nalgotas que tiene, las presume cada día mientras va al gimnasio y puedo dar fe que las tiene muy duras de tanto ejercicio. Es mi amante desde hace unas semanas y a su marido no le ha había dejado que se la metiera por el culo, pero yo la convencí de que mi verga se sentiría mejor si pudiera estrenar su hoyo chiquito. Ahora ya no se resiste a que le perfore su hoyito y hasta lo goza la putita cada vez que se la clavo por ahí.