Mamar verga hace hablar incoherencias a esta catadora de pitos

Descripción

Debe ser por la práctica porque de otra forma no me imagino cómo es que tiene tan buen dominio de mi verga incluso cuando está bien pinche peda, para empezar no fui yo quien le propuso sexo duro a espaldas de mi amigo, ella parece estar enamorada de mí, ese día la morra estaba muy hermosa no lo voy a negar e imaginarme poner mi verga en su cara fue hasta ese momento un sueño pero gracias a una botella de tequila y buena música ella se empedó y ni me acuerdo cómo pero estábamos encuerados y ella no paraba de jalarme el pito, luego se lo comenzó a comer, yo quería romperle la panocha pero ella estaba hambrienta y no le pude negar el placer de este delicioso banquete para su boca.