Sacié el apetito sexual de mi casera para que me perdone la renta

Descripción

Desde que me mude a la ciudad para estudiar casi siempre tengo dinero al principio del mes pero terminó gastándomelo en putas y alcohol por lo que a veces se me olvida pagar el alquiler y ya tengo varias rentas atrasadas. Mi casera no está tan mal y a veces me parecía que se me insinuaba pero no le hacia demasiado caso. Cuando llego enojada a querer cobrarme recordé esos pequeños momentos que anteriormente había despreciado y al final salió cierto, ella quería que le metiera la verga y solo así pude pagarle una parte de lo que le debía. Le hice un buen anal a la zorrita y prometió que regresaría por otra parte de la deuda en otra ocasión.