Sale mi mujer, llega mi amante para recibir su intensa cojida

Descripción

Siempre que mi vieja sale por la puerta de entrada, mi amante entra por la puerta trasera, ya se nos hizo rutina porque es la hora que tenemos para echarnos un palito antes de que yo también me vaya a trabajar. Ese día no era diferente a los demás, en cuanto se escuchó el portazo de mi esposa saliendo, escuche la voz de mi guapa diciéndome buenos días. La encueré de prisa, la puse de perrito y me la estaba cogiendo bien rico por el culo, ella gemía y me pedía que se la enterrara más fuerte y yo le daba lo que ella quería, cuando de repente tocaron la puerta de entrada. Era mi mujer que había olvidado sus llaves y se nos cayó el teatrito.