Siempre hay tiempo para cojerme a mi mujer nalgona

Descripción

Casi todos los días salgo a la hora de la comida del trabajo y voy a mi casa a comer. Ese día como de costumbre me fui temprano porque quería regresar rápidamente a la oficina para terminar una presentación, lo que no esperaba fue que en vez de tomar algún alimento como siempre, fue que mi esposa tenia ganas de un rapidin y todo el tiempo se me fue en satisfacerla. Rápidamente puse la cámara y ella ya me estaba esperando con las piernas listas para abrirse y dejar que mi verga la penetrara duro. Cuando terminamos de coger regrese a prisa al trabajo para terminar los pendientes y volver a terminar lo que empecé con mi mujer.